hace
-
días
-
horas
-
minutos
se clausuraron los Juegos

Estás en: Juegos Deportivos NacionalesIr a Juegos Paranacionales

Jornada olímpica en el cierre de los Juegos Nacionales

nov 21, 2015

El último día de competencias del atletismo de los Juegos Nacionales tenía reservadas 11 finales, que definirán al campeón del certamen y de paso al de las justas.


La disputa entre Antioquia y Bogotá se centraba en el tablero general de medallería, en el que el primero en sumar fue Camilo Camargo, de Bogotá, quien venció en un electrizante final a Mauricio Franco, de Antioquia.

Los dos atletas dominaron la prueba desde el comienzo y abrieron una luz de ventaja bastante amplia con respecto a sus rivales, para disputar el oro en la última vuelta. Camargo siempre fue adelante, pero en los últimos 400 metros Franco tomó la punta y alcanzó a distanciarse, cuando apenas faltaban 300 metros.

Sin embargo, Camargo le volvió a llegar en la curva de los 200 y cuando pasaron por la ría, a 150 metros de la meta, se enfiló para el remate que se definió a favor del bogotano, por tan solo dos segundos.
Después vinieron los 200 metros planos, en los que el público gozó, vibró y celebró, gracias al nivel que mostraron, especialmente los atletas de Antioquia. La faena empezó con Evelin Rivera, la reina de la velocidad, quien venía de ganar en los 100 metros, el relevo 4x100 y también se quedó con el oro en los 200 metros.

Su registro, 23.26 dejó a esta joven que el próximo 3 de diciembre cumplirá 18 años, a tan solo seis centésimas de la marca mínima para los Juegos Olímpicos de Rio 2016, pero con las marcas nacionales de las categorías juvenil y menores.

Pero el éxtasis llegó en los 200 metros planos de los varones, en los que dominaron los antioqueños Bernardo Baloyes, Diego Palomeque  e Isidro Montoya, en ese mismo orden.

El ganador fue Baloyes, con una marca de 20.38 segundos, que lo clasifica a los Juegos Olímpicos, objetivo que también logró su compañero Diego Palomeque, tras cronometrar 20.50, exactamente la marca mínima exigida por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (Iaaf).

De esta manera, Antioquia celebraba ya su segunda medalla del día y se alistaba para seguir dominando en la jornada de cierre, también con marcas, buenas marcas. El turno ahora era para los 800 metros.
Allí ganaron los antioqueños Muriel Coneo y Rafith Rodríguez. Muriel volvió a revivir esos remates espectaculares con la vallecaucana Rosibel García, que se definió a favor de la primera por tan solo nueve centésimas de segundo. Muriel, además, hizo doblete, al ganar también en los 1.500 metros planos.

Rafith, por su parte, ganó con suficiente ventaja y redondeó la jornada olímpica, al cumplir nuevamente con la marca mínima para Rio 2016, al cruzar la meta en 1 minuto 45 segundos y 63 centésimas, con el que supera el estándar exigido de 1:45.80.

El antioqueño también ganó en los 1.500 metros planos e hizo parte del relevo 4x400 de Antioquia, para acumular tres oros en su cuenta personal.

El dominio de los antioqueños siguió en las pruebas de campo, con Wanner Miller, vencedor del salto alto, con una marca de 2,20 metros, y Levin Moreno, el mejor en impulsión del a bala, con 17,52 metros.

Posteriormente vino el oro de Carolina Tabares, también de Antioquia, en los 5.000 metros planos, prueba que dominó de punta a punta, aunque en algún momento tuvo resistencia de la bogotana Ángela Figueroa y  la santandereana Diana Marcela Suárez.

Pero faltando dos vueltas, Carolina hizo un cambio de ritmo que dejó sin posibilidades a sus rivales, para cruzar la meta en 16:37:37. Figueroa terminó segunda, con 16:45.66, y Suárez, tercera, con 17:24.85.

Y si de espectáculo se trataba faltaba ver la prueba de los 5.000 metros planos de los varones, con un equipo bogotano imponiendo las condiciones desde el comienzo, por intermedio de los hermanos Mauricio e Iván González y con Miguel Amador.

Atrás parecían hacer una carrera diferente y de ese grupo salió a relucir la experiencia del boyacense Javier Guarín, quien empezó a recortar rivales hasta alcanzar a Miguel Amador. Después le llegó a Iván, quien trato de seguirlo, pero sencillamente el paso de Guarín era demoledor y quería ir por más.

Faltando una vuelta para el final, Guarín alcanzó a Mauricio González, para librar otro gran espectáculo en el cierre del atletismo de los Juegos Nacionales. Llegaron juntos hasta la curva de los 300 metros, donde González hizo un cambio de ritmo, para despegarse de su rival.

Guarín apretó los dientes y trató de reservar fuerzas para el final, y cuando entró a la recta de los 100 metros remató como acostumbra, pero ya Mauricio tenía la ventaja suficiente para quedarse con la medalla de oro, tras cronometrar 14:20.85.

Y para el cierre, los equipos de relevos brindaron un espectáculo aparte, para el delirio de los asistentes al estadio Pedro Grajales. En damas, el ganador se definió en la última posta, en la que Bogotá sacó ventaja de la velocidad de Evelis Aguilar, para ir por el oro cuando faltaban 200 metros.

En varones, la medalla estaba casi cantada para los antioqueños, que no defraudaron y ganaron sin problemas, con el grupo de velocistas integrados por Diego Palomeque, Rafith Rodríguez, Bernardo Baloyes y Yeison Rivas.

Al final de la jornada, Antioquia se quedó con ocho de las 11 medallas de oro en disputa, mientras que los bogotanos ganaron los otros tres.

En el acumulado general, Antioquia se quedó con 24 medallas de oro, contra nueve de Bogotá y cuatro de Valle.


Entrevista a Bernardo Baloyes (Antioquia)
 


Prensa Coldeportes - Acord
 
Desarrollado por