Buscador

Bolívar se despide de los Juegos del Bicentenario

dic 09, 2019

La próxima edición será en el Eje Cafetero 2023

Cartagena, diciembre 8 de 2019.- En una noche fresca, en la Unidad Deportiva Rocky Valdez, el fuego deportivo ardía con la misma intensidad que cuando fue encendido el pasado 8 de noviembre de 2019 en el Puente de Boyacá, como si se hubiera detenido en el tiempo.

Estaba ubicado en una tarima, con una llama potente, iluminando a los asistentes, que estuvieron en la ceremonia de clausura de los Juegos del Bicentenario, Bolívar 2019.

Se baja el telón de unas competencias que recibieron a 8.901 atletas y para atletas, quienes compitieron en 38 deportes y 48 modalidades, en los Juegos Deportivos Nacionales; y 18 deportes y 30 modalidades, en los Paranacionales, durante 24 días, que se traducen en 576 horas o 34.560 minutos. Un RETO cumplido, como se leía en lo más alto de la tarima que fue adecuada en la Unidad Deportiva.

“Es una noche de sentimientos encontrados, le cumplimos a Bolívar y a Colombia. Tuvimos la Resiliencia para salir adelante; la Empatía para laborar por los atletas colombianos; Trabajamos en Equipo, aunque hubo dificultades siempre salimos adelante, y con Optimismo y fervor sacamos las justas adelante. Estos juegos dejaron la vara muy alta", dijo con nostalgia el ministro del Deporte, Ernesto Lucena Barrero, quien estuvo acompañado por la viceministra (E), Carolina Bretón; Miguel Acevedo, director de Posicionamiento y Liderazgo Deportivo; Perla Álvarez, directora (E) de Inspección, Vigilancia y Control; María Carmenza Valverde, jefe de la Oficina Asesora Jurídica; y Martín Gómez, Asesor de Despacho. “Damos por clausurados los Juegos del Bicentenario", cerró.

Los Juegos del Bicentenario dejaron un legado enorme para que Bolívar siga creciendo en lo deportivo. Colombia entera vibró con las hazañas del talento nacional, que maravilló a propios y extraños gracias al talento que mostraron día a día en Cartagena, que fue la sede principal y también en las subsedes de Bogotá, Nilo, Cali, Yumbo, Margangué, Turbaco, El Carmen de Bolívar y Arjona.

Videos, música, un gran agradecimiento, por parte de Lucena Barrero a la directora de los Juegos, Cecilia Baena, a los miembros de la organización, líderes de las comisiones, a la fuerza pública, que se encargó de la seguridad de los atletas; a la Escuela Naval Almirante Padilla, a las Fuerzas Armadas, la gobernación de Bolívar, a la Alcaldía de Cartagena y alcaldías de municipios subsede, a la Secretaría de Salud, Defensa Civil y uno especial para todo el equipo del Ministerio del Deporte, que hicieron de estas competencias una realidad.

Además, del reconocimiento para los voluntarios, quienes a lo largo de los Juegos realizaron una labor incansable y valiosa. Fueron más de 1.500 los que estuvieron en los escenarios y apoyando a las comisiones, que hicieron de estos juegos una realidad.

El Rocky Valdez fue una fiesta para despedir el evento multideportivo más importante del país. Cartagena cerró con broche de oro y le pasó la bandera al Eje Cafetero: Caldas, Quindío y Risaralda. Los tres departamentos en 2023 albergarán los XXII Juegos Deportivos Nacionales y VI Juegos Paranacionales.

Y tras un evento emotivo, la llama del Fuego Deportivo, esa que ardía intensamente, entró en su sueño cotidiano de cuatro años. Su próxima sede será el Eje Cafetero, allí se encenderá para arropar, orientar e iluminar a los atletas y para atletas, que defenderán los colores de su departamento. Bolívar dice adiós y deja un mensaje claro: “El deporte nos une y ayuda a consolidar a Colombia Tierra de Atletas”.


Prensa Mindeporte

Desarrollado por