Buscador

Adriana sueña con ser la mejor billarista de Colombia

nov 25, 2019


Bogotá, 25 de noviembre de 2019.-Gracias a su determinación, talento y temperamento, la deportista vallecaucana Adriana Durán Jaramillo, emprende el reto de convertirse en la mejor exponente del deporte de precisión nacional.

El billar llegó a la vida de Adriana Durán Jaramillo gracias su padre, don Lisandro, quien le ponía un butaco al lado de la mesa de juego para que su hija de 6 años pudiera alcanzar la altura requerida y tacar.

“Yo no alcanzaba la mesa de billar que mi padre tenía en casa y mucho menos tenía la fuerza para sostener el taco debido a su gran peso, pero ante el esfuerzo y entusiasmo de mi padre por enseñarme, yo también ponía mucho de mi parte para aprender y no decepcionarlo”, recordó Adriana, quien nació el 29 de octubre en el municipio de Guacarí, Valle del Cauca.

En ese orden de ideas, transcurrió la infancia y adolescencia de Adriana, quien también aprendió viendo jugar a los amigos de don Lisandro. Estudió su primaria, y parte del bachillerato, en el Colegio Juan López Ayala, de Guacarí y estudió administración de empresas, en la UNAM de la capital de la República.

Luego de varios años de vivir en Bogotá, la hija de Samaria Jaramillo regresó a su tierra natal y un día, cuando salió con su novio en la ciudad de Buga (Valle), ella le comentó que sabía jugar billar, pero el enamorado de aquella época no le creyó.

“Entonces, le dije a mi novio que jugáramos e ingresamos a un billar. En 50 minutos realicé 50 carambolas y le gané; quedó perplejo. A los pocos minutos se acercó un señor y me dijo que me había visto jugar y que le gustaría que yo integrara la Selección del Valle. Era el técnico Norlando Rojas”, recordó Adriana, quien es la menor de siete hermanos.

Jugó, ganó, se alejó y volvió

Con la orientación del maestro Rojas, y luego de varios meses de entrenamiento, Adriana reforzó su juego empírico y perfeccionó su técnica, logrando su primera medalla de oro en los Juegos Departamentales de 2004, cuando se impuso de principio a fin en la modalidad carambola libre, con la delegación de Buga.

“Pero luego fue un juego del ‘gato y el ratón’ con los de la Liga del Valle, pues debido a que me puse a estudiar gestión comercial y negocios, no pude integrar el equipo cuando me llamaron. Después hice un tecnólogo de regente de farmacia y tampoco pude acudir a la convocatoria”, aseguró Adriana, quien se define como una guerrera de la vida y del deporte, y a quien le encanta asumir retos.

Luego de sortear una serie de ocupaciones profesionales y de lograr una estabilidad laboral de forma independiente, Adriana fue localizada por los dirigentes de la Liga del Valle, y representó a su región en los Juegos Departamentales de Buenaventura (Valle), en donde las medallas de oro en las modalidades de bola8 carambola libre y tres bandas.  

A ratificar su talento en los Nacionales

Con 42 años de edad, con la pasión por una disciplina que le fue inculcada por su padre y con la maravillosa experiencia de títulos logrados en campeonatos nacionales, Adriana asume el reto de participar por primera vez en unos Juegos Nacionales.

“Ahora, el billar pasó a ser mi proyecto de vida y como todo lo que he hecho a lo largo de mi existencia, lo asumo como una profesión más y mi objetivo es ser la mejor del país”, argumentó Adriana.

Debido a su fuerte temperamento y a que es una mujer de palabra, como le enseñó don Lisandro, Adriana tiene muy claro el reto que está asumiendo en el denominado ‘deporte de precisión’. “Todo lo que me he propuesto, gracias a Dios, lo he podido lograr, y estoy segura que estos Juegos Nacionales me ayudan a perder algo de miedo y a ganar experiencia, la cual me servirá para mis futuros torneos”, puntualizó Adriana, quien en los dos primeros días de competencias ha salido ganadora.   

Desarrollado por