Buscador

El bowling, un deporte que no distingue color

nov 25, 2019



Cartagena, 25 de noviembre de 2019. -Las recientes campeonas mundiales del Bowling en Las Vegas están de vuelta a las pistas colombianas, pero esta vez no están integrando en el equipo Colombia que alcanzó gran parte de los honores en la cita orbital de hace dos meses, sino que se encontrarán en el escenario, cada una defendiendo los colores de su departamento.

Aunque no será literalmente defensa de colores porque la tolimense María José Rodríguez y la bogotana Laura Plazas están vestidas con el verde antioqueño; la quindiana Clara Juliana Guerrero, luce el rojo del Valle, Laura Plazas no luce las camisetas de la capital del país porque ahora hace parte del equipo “paisa”; Juliana Franco si estará con Risaralda y otras dos bogotanas, Rocío Restrepo y Angie Ramírez, permanecen con el Distrito.  

“Me crié en el Tolima y allí aprendí a Jugar pero durante mi proceso como atleta cambié de departamento y ahora uso una camiseta por la que voy a entregarme” dijo la doble campeona mundial, además de una medallas de plata y una de bronce, María José Rodríguez.

Risueña, alegre y conversadora, Laura Plazas quien a sus 23 años ya es ingeniera aeronáutica, se fue a Medellín porque “querían allí formar un equipo femenino e iniciar un proceso de fortalecimiento del bowling y me fui con María José para hacer parte de ese proyecto en Antioquia”.

El título Mundial del que hizo parte Laura ha sido “Un sueño hecho realidad porque cuando empecé en los bolos hace 10 años, muchas de ellas eran mayores y las veía como ídolos y ahora son mis compañeras. Las tengo al lado para madurar, aprender…eso es muy bonito para mi”.

Laura se encontró de repente con el triunfo, las cámaras, las entrevistas, el protocolo, el podio. “Todo como una película…un sueño, del que apenas despierto”, y ahora tiene ante sí el reto de los Juegos Nacionales, donde espera responder a las expectativas y al compromiso con Antioquia.

En cambio, la experimentada María José, que tuvo una semana increíble, ya está aterrizada en su papel protagónico de un mundial que le dejó además del oro en todo evento y equipos, la plata en maestras y ternas y bronce en dobles. “Fue una semana muy buena que supe aprovechar. Lograr medallas en todas las modalidades nunca lo había hecho nadie  en ese mundial de ensueño”.

María José llegó a Cartagena con la convicción de ser la mejor una vez más. Es exigente consigo misma y responsable a la hora de entregarse por su objetivo que busca esta vez en los Juegos de Cartagena. “Vamos a competir cada una por su región y eso nos hace adversarias pasajeras, pero seguimos siendo las amigas de siempre, profesionales y unidas”.

 

Desarrollado por